Events, News & Blog Mehr Tanz Reflexionen | Más reflexiones sobre danza

 

Bilingue Blog: Einige Artikel sind im Deutschen, Spanischen oder in beiden Sprachen verfasst worden. Falls erforderlich, können Sie den automatischen Übersetzer für jedes Artikel installiert verwenden.

Blog bilíngüe: Los artículos del Blog pueden estar escritos en alemán, español o ambos idiomas. Si es necesario puede utilizar el traductor automático instalado en cada artículo.

Safe Creative #1704260269410

Cinco razones para bailar

Bettina Inés Truffat Escrito por 

(0 votos)

La danza forma parte de la naturaleza del ser humano. Desde hace miles y miles de años los seres humanos danzan por diferentes motivos. Las danzas tienen formas y ritmos diversos, dependiendo del ámbito cultural, la época y la región geográfica. Existe el impulso innato en el ser humano de expresar corporalmente aquello que lo mueve por dentro.Si de pronto recibimos una muy buena noticia, uno de nuestros primeros impulsos es bailar de alegría. Nuestros pies y manos tienden a moverse, nos aparece una sonrisa en la cara. Damos saltos y giros quizás acompañados de sonidos espontáneos como una carcajada o palabras que expresan nuestra felicidad. ¿Quién no recuerda algún momento así en la propia vida? O bien escuchamos una música y comenzamos a movernos al ritmo. La música entra en nosotros como una magia y nos invita a bailar. ¿Cuándo fue la última vez que te ocurrió?Hay muchas razonas por las que bailar. Sintetizando podría decir que hay cinco razones principales por las que bailar en la vida:

   sentirse bien  -  expresar  -  compartir  -  celebrar  -  transformar

La danza forma parte de la naturaleza del ser humano. Desde hace miles y miles de años los seres humanos danzan por diferentes motivos. Las danzas tienen formas y ritmos diversos, dependiendo del ámbito cultural, la época y la región geográfica. Existe el impulso innato en el ser humano de expresar corporalmente aquello que lo mueve por dentro.Si de pronto recibimos una muy buena noticia, uno de nuestros primeros impulsos es bailar de alegría. Nuestros pies y manos tienden a moverse, nos aparece una sonrisa en la cara. Damos saltos y giros quizás acompañados de sonidos espontáneos como una carcajada o palabras que expresan nuestra felicidad. ¿Quién no recuerda algún momento así en la propia vida? O bien escuchamos una música y comenzamos a movernos al ritmo. La música entra en nosotros como una magia y nos invita a bailar. ¿Cuándo fue la última vez que te ocurrió?Hay muchas razonas por las que bailar. Sintetizando podría decir que hay cinco razones principales por las que bailar en la vida:

   sentirse bien  -  expresar  -  compartir  -  celebrar  -  transformar

leer más

- Bailar hace sentirse bien. La principal razón es porque el movimiento en sí agudiza la percepción de uno mismo, hace sentirse vivo y genera alegría. El organismo libera dopamina y serotonina, neurotransmisores que entre otras cosas, nos hacen sentir bien y felices. El hecho de bailar en sintonía con la música, de coordinar el propio movimiento al ritmo amplifica la sensación de bienestar, afirman neurocientíficos de la Columbia University. La respiración que se adapta al movimiento genera una mayor oxigenación no solo por la vía respiratoria pulmonar, sino también por los poros de la piel, llevando oxígeno a las células y también al cerebro. Ayuda a mantener el cerebro sano, aumenta la vitalidad y la energía general. Es una manera agradable de mantenerse sano, oxigenado, en buen estado físico con mayor resistencia y elasticidad.

- Bailar para expresar las emociones permite que éstas fluyan y no se queden ancladas en algún lugar del cuerpo, creando un bloqueo emocional. La emoción es un movimiento interno y por ello es bueno que se posibilite el fluir de ese movimiento a nivel corporal. Si se hace bailando, se encuentran formas creativas de expresarlo y la emoción se sublima. También puede tratarse de la expresión de una sensación, de una idea, una imagen o también de algo que aún no es posible comprender pero que al ser expresado bailando se aclara y se conscientiza. Expresar bailando junto a otros permite ejercitar la comunicación no verbal y el tomar consciencia de la repercusión que tiene el propio movimiento en los demás y viceversa.

- Compartir la danzacon otras personas hace sentir la compañía real de los demás y aleja cualquier sensación de soledad. Bailar y crear formas y circuitos en el espacio compartido, percibir con todos los sentidos la presencia de otros y la propia, ejercita la orientación espacial. El juego dinámico de acción-reacción, la sincronicidad, el verse reflejado en el otro -el espejo - y la diferenciación impulsan respuestas lúdicas y generan bienestar. Bailar compartiendo lleva a tomar decisiones sobre la marcha en armonía con los demás. Esto permite abandonar los patrones rígidos y optar por una reinvención contínua que fomenta la plasticidad cerebral. La danza compartida ejercita las capacidades sociales de percibir y respetar lo que los demás sienten, expresan y deciden. El baile ayuda a ejercitar la toma de decisiones. Está demostrado que las personas que bailan tienen mayor capacidad de hacer frente a situaciones adversas y flexibilidad para encontrar soluciones. Además, aprender coreografías y sequencias de movimientos mejora la memoria, contribuye a ejercitar la coordinación, la capacidad de realizar diferentes tareas al mismo tiempo y en diferentes ritmos. Permite ejercitar la capacidad de coordinar fuerza, velocidad, equilibrio y uso de la energía. Si esto se hace compartiendo con otros, genera aún más alegría.

- Bailar para celebrar, es quizás el motivo que está más extendido en el mundo. Cuando hay algo que celebrar, sea un evento familiar, un paso importante en la vida, un nuevo comienzo, las personas se reúnen, comparten la comida y bailan. La fuerza que se libera al compartir la danza y la alegría que se potencia con el movimiento en grupo, crean una atmósfera ritual festiva. Los rituales y las celebraciones marcan momentos especiales de la vida que se quedan grabados en la memoria, simbolizando un antes y un después a nivel de comprensión del alma. Esto es algo muy importante en la evolución y el desarrollo de la vida individual y colectiva.

- Bailar para transformar es la más profunda y sagrada faceta de la danza. Transformar, generar y crear es parte de la naturaleza humana. Somos co-creadores de la realidad. Es algo que en nuestro modo tan material de percibir la vida se ha ido olvidando, pero tenemos la capacidad para ello. Esto significa que bailar poniendo la clara intención en algo, crea el cauce para que ese algo se haga realidad. Lo estamos moviendo a nivel físico por nuestras células. Se está volviendo materia a través de la danza. Está ocupando un espacio en esta realidad porque está aquí, ahora y en movimiento. Lograr esto requiere un afinamiento especial, una armonía en los cuerpos, un estado de consciencia bastante despierto y una ética acompañada del respeto por la vida y por todos los seres. Cuando la intención está así alineada, la danza es transformadora. Lo que se genera, vuelve. De ahí la importancia de lo que generamos a todo nivel.

Dale un espacio al baile en tu vida.

Etiquetado como :

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.