Events, News & Blog Mehr Tanz Reflexionen | Más reflexiones sobre danza

 

Bilingue Blog: Einige Artikel sind im Deutschen, Spanischen oder in beiden Sprachen verfasst worden. Falls erforderlich, können Sie den automatischen Übersetzer für jedes Artikel installiert verwenden.

Blog bilíngüe: Los artículos del Blog pueden estar escritos en alemán, español o ambos idiomas. Si es necesario puede utilizar el traductor automático instalado en cada artículo.

Safe Creative #1704260269410

Mi vida dedicada a la danza, qué sentido tiene?

Bettina Inés Truffat Escrito por 

(0 votos)
Bettina Truffat Bettina Truffat Destacado

Desde que pude estar de pié, a la temprana edad de 8 meses, disfruto del movimiento. Me lo dicen mi recuerdo y mi madre. La danza comenzó poco después.

A los 18 años comencé a enseñar a bailar a otras personas. He transmitido lo que aprendí en mi formación profesional y a través de mi propia investigación. Para acceder a movimientos cada vez más libres y auténticos, me guié principalmente por mi intuición y mi curiosidad. Todavía lo hago. A ello se han sumado mucha experiencia y conocimientos.

Encuentro e invento imágenes para que se despiertan partes y aspectos en nosotros que enriquecen la danza. Por ejemplo, pequeñas perlas de agua que danzan a lo largo de las fascias y transportan las emociones a través de la vibración. O bien que una banda invisible y elástica conecta el interior del ombligo con la columna vertebral. El vientre y la espalda están conectados y el lugar del encuentro está habitado por la consciencia corporal. Así se agudiza la conciencia de uno mismo. Es entonces cuando es posible conectar esas partes entre sí. De esta manera se pueden conectar diferentes aspectos. Se forma una red. Una red consciente de conexión. Esta conexión cambia y transforma los movimientos. Esto se puede ver. Así lo observan y lo reconocen las personas que lo experimentan.

Mis numerosos años de experiencia en el trabajo artístico y pedagógico en la danza con personas de diferentes edades, habilidades y talentos me han brindado un amplio campo de posibilidades. Para mí es crucial ver primero a las personas con las que trabajo, percibirlas, observar sus movimientos, conocerlas bailando. Es entonces cuando comienzo con mi trabajo. Nunca he aplicado un plan de trabajo ya elaborado sin involucrar a la gente en él. Nunca he enseñado y trabajado al margen de la gente porque no me interesa trabajar así. En el centro de mi atención están primeramente las personas y su danza.

Siempre me inspiro cuando conozco a la gente. Es entonces cuando desarrollo mi labor. Para mí es una gran alegría promover el potencial de movimiento de otras personas. Para que su danza única y original florezca. En este camino mis mejores aliados han sido siempre y lo son actualmente, la flexibilidad y la creatividad.

Agradezco enormemente a todas las personas que me han hecho llegar a través de sus preguntas y situaciones personales especiales, a encontrar descripciones exactas de los movimientos con una imagen apropiada. Una imagen que apoya la descripción y permite la comprensión integral del movimiento. Es entonces cuando el movimiento puede fluir.

Comprender el movimiento no significa necesariamente entenderlo mentalmente. Comprender el movimiento significa comprenderlo física, celular, energética, espiritual y dinámicamente. Esto tiene lugar a un nivel de comprensión diferente. A veces no se puede comprender el movimiento racionalmente, pero se entiende en los niveles que acabo de describir. Así se comprende conscientemente.

Cuando el movimiento se realiza de esta manera consciente, el cuerpo se transfroma hasta dentro del nivel celular. Varios aspectos se transforman también a niveles energéticos. La creatividad innata al ser humano tiene la oportunidad de participar. Esto produce enormes efectos en la forma en que un ser humano se mueve y baila. El movimiento cobra sentido. El baile tiene sustancia. Y eso produce un efecto en el entorno de la persona. Y mucho más allá.

La intención inherente al movimiento es entonces crucial y central. Qué mueves y cómo te mueves hace la diferencia y crea la realidad.

La magnitud que puede tener el movimiento sigue siendo un fenómeno relativamente desconocido y fascinante. La trascendencia que puede alcanzar la danza, también.

Por lo que a mí respecta, sigo bailando.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.